Bolitas de pollo y queso

Bolitas de pollo y queso

Vamos a preparar unas bolitas a base de pollo y queso rallado, ideales y deliciosos tanto para los más pequeños como para los mayores. Es muy sencillo de preparar y apenas nos llevará tiempo… ¡Y su sabor compensa!

Ingredientes

  • 400 gramos de pollo (yo he usado solomillos de pollo y los he troceado)
  • 480 gramos de queso rallado (si es 4 quesos, mejor que mejor)
  • 2 huevos grandes
  • Una cucharadita de sal
  • Pimienta negra molida
  • Pan rallado
  • Aceite

Preparación

Lo primero que tenemos que hacer es picar el pollo. Si disponemos de alguna trituradora de alimentos nos será mucho más sencillo; si no es el caso, no os preocupéis: con unas tijeras y paciencia podréis conseguir el mismo corte. Una vez que lo tengamos, lo vertemos en un bol grande, donde trabajaremos. Añadimos el resto de ingredientes: primero los huevos, previamente batidos, y removemos para que todo el pollo se impregne; después el queso, y volvemos a mezclar; y por último, salpimentamos al gusto. Volvemos a mover todo bien y veremos que tenemos una pasta espesa y manejable: aquí podéis ayudaros de una batidora convencional, pero dando pequeños toques, porque veréis que se queda pegado a las varillas.

Cuando lo tengamos, es el momento de hacer nuestras bolitas: poco a poco, cogemos parte de nuestra masa y la apretamos bien entre nuestras manos por todos sus lados -esto es importante para que luego no se desmenucen-. ¿El tamaño? Dependerá del resultado que busquemos. Cuando las tengamos, las rebozamos con una buena de pan rallado.

TRUCO: si al hacer las bolitas notáis que la masa se os queda excesivamente pegada a las manos, mojaros con un poco de agua fría y os resultará mucho más sencillo.

En una sartén con una buena cantidad de aceite, a fuego medio, echamos nuestras bolitas. Es importante que no esté excesivamente caliente para que no se caiga nuestro rebozado. Con cuidado vamos dándoles la vuelta hasta que estén doradas… ¡Y listas para comer!

¡Deja un comentario bonito!