Fajitas de pollo y verduras

Fajitas de pollo y verduras

¡Hola limoneros! Hoy os traigo una receta realmente sencilla. Vamos a preparar fajitas, en su versión más básica: rellenas de pollo y verduras. Es muy, muy fácil de preparar, y no nos llevará mucho tiempo. Además, la podemos utilizar como base para inspirarnos y añadirles lo que más nos guste… porque las opciones son infinitas.

Ingredientes (para 4/5 personas

  • 450 g. de pollo o pavo
  • 350 g. de pimiento (mitad verde/mitad rojo)
  • 1 cebolla mediana
  • Sal y pimienta
  • Soja (opcional)
  • Salsas al gusto: barbacoa, tomate, ketchup, mayonesa…
  • Tortitas de trigo

Preparación

  1. Vamos a empezar preparando los ingredientes: cortamos la cebolla en tiras largas, pero no demasiado anchas.
  2. Repetimos la operación con los pimientos, pero esta vez es interesante que tengan un grosor interesante para notar bien su sabor y que no se vaya todo su jugo en la sartén.
  3. La carne (pavo o pollo, lo que hayamos elegido) debemos cortarla también en tiras, como os enseño en las imágenes.
  4. Salpimentamos la carne al gusto.
  5. ¡A la sartén! Añadimos primero la cebolla; cuando esté comenzando a hacerse, echamos también los pimientos. Vamos removiendo bien.
  6. Cuando la verdura esté casi hecha, añadimos el pollo a la sartén. Movemos todo bien, para que se impregnen los sabores y el pollo se haga.
  7. Cuando el pollo haya terminado de hacerse, vertemos un chorrito de soja directamente sobre la sartén. De esta forma, potenciaremos el sabor y le daremos un toque especial.
  8. Volvemos a remover, dejamos 1-2 minutos a fuego bajo, y sacamos todo a una fuente grande.
  9. Sacamos nuestras tortitas de trigo de su envase. Una sobre otra, las colocamos en un plato y salpicamos con un poquito de agua, ayudándonos de los dedos: las vamos a meter 30 seg. al microondas, y de esta forma no quedarán secas.
  10. Cuando tengamos las tortitas y el relleno preparados… ¡Solo queda montar el plato! Sobre una tortita, añadimos la cantidad de relleno que queramos (os recomiendo no abusar, porque luego es imposible de cerrar y de comer). Añadimos la salsa que nosotros queramos (también podemos echar tomate frito directamente en la sartén) y cerramos.
  11. ¡Yummy!

¡Deja un comentario bonito!