Arroz al curry con pollo

Arroz al curry con pollo

El arroz es uno de los platos más recurrentes para cualquier comida por el sinfín de posibilidades que tiene, y no solo por el tipo que utilicemos, sino por cómo y con qué lo cocinemos. Al principio puede resultar algo complicado pillarle el punto, pero con un poquito de práctica podremos hacer grandes y sencillos platos.

Hoy vamos a preparar con arroz al curry con pollo: esta especia le da un toque especial que, sumado a la jugosidad del pollo, y lo limpio que es el plato (no tendremos que apartar huesos ni demás invitados indeseados) os resultará espectacular.

Ingredientes (para 5/6 personas)

  • 400 g. de pollo (lo ideal son solomillos de pollo)
  • 3 vasos de arroz (en este caso he empleado basmati, pero el bomba coge más sabor)
  • Aceite (como para cubrir la base de la cacerola)
  • 1 L. de agua
  • 1 pastilla de caldo de pollo (opcional)
  • Especias – Aquí viene la parte especial, de mayor creatividad y gusto. Hay algunas que son obligatorias (como el curry, obviamente…), pero otras no. Aquí tenéis la lista de todas las que utilizamos:
    • Ajo en polvo (1 cdta.)
    • Hierbas provenzales (1 cdta.)
    • Eneldo (1/2 cdta.)
    • Albahaca (1 cdta.)
    • Pimienta blanca (OJO con pasarse. Nosotros usamos 1cdta. y queda picantito)
    • Perejil (1 cdta.)
    • Laurel en polvo (1 cdta.)
    • Sal marina con hiervas (1 cdta.)
    • Sal (1 cdta… aunque luego hay que ir probando)
    • CURRY (de primeras, 2 cucharadas, para cubrir el pollo)

Preparación

Lo primero que hay que hacer es trocear el pollo: tendremos que conseguir porciones pequeñas, pero no demasiado para que sea visible y notable en el plato. Una vez que lo tengamos, cogeremos una cacerola y echaremos aceite como para cubrir la base con una capa densa de aceite, de un dedo aproximadamente. Encendemos el fuego a media potencia y, cuando esté caliente, añadimos el pollo.

Mientras se hace, es el momento de añadir las especias. La última que debemos echar es el curry, y en las cantidades que hemos indicado. Cuando añadamos el curry, notaremos que debe cubrir casi la totalidad del pollo. Removemos bien.

Cuando el pollo esté hecho, añadimos 1 litro de agua fría. Dejamos que se vaya calentando, y probamos el caldo. Ahora, añadimos 2 cucharadas de curry, y si todavía notamos que anda algo soso, echamos un poquito más de sal. Si queremos que tenga un punto más de picante, es el momento de añadir algo más de pimienta.

NOTA: Si queremos agregar algo más de sabor, disolveremos en este momento una pastilla de caldo de pollo.

Lo dejamos unos 7-8 minutos cociendo, removiendo de vez en cuando, y añadimos el arroz. Cuando empiece a hervir, lo dejaremos unos 8 minutos (si es basmati; si habéis utilizado arroz bomba necesitará 2 minutos más aproximadamente).

¡Y listo! Veremos que el arroz habrá absorbido todo el caldo. Lo dejamos reposar y… ¡A comer!

¡Deja un comentario bonito!